Redes sociales

Noticias

¿Cómo funciona un vehículo híbrido?

¿Cómo funciona un vehículo híbrido?
Lunes, 20 de diciembre de 2021

Cuando hablamos de un vehículo híbrido nos referimos a aquellos vehículos en los que encontramos dos o más motores diferentes que se alimentan, a su vez, de diferentes tipos de energía. Esta última característica es la más relevante, siempre tiene que haber energías distintas. No se debe confundir un coche bifuel, o bicombustible, con un coche híbrido.

Lo más habitual en los coches híbridos es que sean coches híbridos eléctricos, esto es, que se combina un motor de combustión interna con un motor eléctrico (o incluso más de uno). Sin embargo, atendiendo a los tipos de energía que se combinan, también hay otros tipos de automóviles híbridos, donde se asocian, por ejemplo, un motor de combustión con un motor neumático (aire comprimido), o con un motor hidráulico (aceite a presión).

En un coche híbrido eléctrico, nos encontramos un sistema de propulsión en el que se han combinado un motor de combustión interna, ya sea de gasolina, ya sea diésel, con uno o más motores eléctricos. El motor eléctrico puede estar dispuesto junto al motor de combustión en el eje delantero (lo más habitual), o bien puede estar dispuesto en el eje posterior (más típico de los coches híbridos con dos motores eléctricos), y que suelen contar además con tracción a las cuatro ruedas, como por ejemplo el Volvo V60 Recharge).

El motor de combustión interna funciona como cualquier otro, gracias al combustible almacenado en un tanque o depósito, que se “quemará” dentro de la cámara de combustión del motor (dentro de cada cilindro). El motor eléctrico funciona gracias a la energía eléctrica almacenada en una batería de tracción. Esta suele ir dispuesta, según el modelo de coche, debajo del maletero, debajo de la banqueta de los asientos traseros o en el túnel central entre los asientos delanteros.

En el caso de los coches híbridos convencionales (HEV, Hybrid Electric Vehicle), esta batería se recarga de manera automática durante el propio funcionamiento del coche, de ahí que en ocasiones se refieran a ellos como coches híbridos “autorrecargables“:

-Cuando se circula a vela y “sobra” potencia del motor de combustión interna, se puede aprovechar para generar electricidad y recargar la batería.

-O bien cuando se decelera y reduce la velocidad, se aprovecha la retención del motor eléctrico para frenar el coche y a la vez generar algo de electricidad con la que recargar la batería (esto es lo que se denomina también frenada regenerativa).

En el caso de los coches híbridos enchufables (PHEV, Plug-in Hybrid Electric Vehicle), además de tener igualmente las dos anteriores posibilidades, también se puede recargar la batería enchufando el coche a una toma de corriente o a un punto de recarga (recargándolo como se recarga un teléfono móvil o cualquier otro dispositivo).

 

    Contacto

    Responsable: Automóviles y Motores Europeos S.A. –AUTESA– Finalidades: Atención y resolución de consultas y solicitudes, mantenimiento y gestión de la relación contractual/comercial, envío de comunicaciones comerciales personalizadas, envío de información relevante sobre vehículos/servicios y llevar a cabo encuestas de opinión y estudios de mercado con fines estadísticos sobre los productos y servicios de la Marca. Legitimación: Consentimiento del interesado para la finalidad descrita. Destinarios: Los datos no serán comunicados a terceros salvo, en su caso, al Grupo Volvo, entidades directamente relacionadas con AUTESA y Autoridades competentes en el ejercicio de sus funciones. Derechos: acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratamiento y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas. Información adicional: Disponible la información adicional y detallada en la Política de Privacidad.

    Enviando

    (*) Campos obligatorios

    Últimas noticias