Redes sociales

Noticias

Volvo incorporará apps de Google en la siguiente generación

Volvo incorporará apps de Google en la siguiente generación

Los nuevos modelos de Volvo fabricados a partir de 2020 dispondrán de una nueva y evolucionada versión del sistema de infoentretenimiento Sensus. La compañía incorporará la tecnología de reconocimiento de voz de Google en su sistema Sensus, de esta manera, Volvo Cars y Google se unen para abastecer de servicios de control por voz a la siguiente generación de vehículos de la firma sueca. Incorporará los servicios Google Assistant, Google Play Store y Google Maps, además de otros. Con esta colaboración Volvo volverá a demostrar la importancia que da la marca a las nuevas tecnologías y a la conectividad.

Nuevas aplicaciones y actualizaciones de software estarán disponibles en la próxima generación Sensus, lo que permitirá a los futuros vehículos Volvo reaccionar rápidamente a las necesidades del cliente y ofrecer a sus conductores información actualizada y servicios predictivos.

De esta manera, los propietarios de un Volvo y usuarios de Sensus dispondrán, por un lado, de aplicaciones y servicios desarrollados en exclusiva por Google y Volvo Cars, y que vendrán integradas de serie en el sistema. Por otro lado, gracias a la integración de Google Play podrán acceder a miles de aplicaciones adicionales que estarán optimizadas y adaptadas para los sistemas de infoentretenimiento basados en Android.

Los conductores dispondrán de una interfaz de voz central que les permitirá el control de las funciones típicas, como conectar el aire acondicionado o seleccionar la música que desean, sin tener la necesidad de apartar la vista de la carretera, ni quitar las manos del volante para manipular los controles.

El objetivo último es lograr una comunicación natural entre conductor y automóvil, utilizando lenguaje natural y sin restricciones, algo que sin duda nos queda lejos. Esta alianza con Google pone la primera piedra hacia un futuro en el que nos comunicaremos con nuestros coches como si se tratase de personas y, por supuesto, un futuro en el que los coches autónomos tendrán cada vez más presencia y dispondrán de una mayor cantidad de servicios de terceros integrados en sus sistemas.