Redes sociales

Noticias

¿Qué son los sistemas de seguridad pasiva de tu vehículo? Descúbrelo con Volvo

¿Qué son los sistemas de seguridad pasiva de tu vehículo? Descúbrelo con Volvo
Lunes, 28 de diciembre de 2020

Cuando se habla de la seguridad en el vehículo, se suele hacer en términos de «seguridad activa» y «seguridad pasiva». Esto se hace para diferenciar entre los diferentes sistemas de seguridad según el momento en que entran en acción para proteger a las personas y otros ocupantes del vehículo.

Para entender qué es seguridad pasiva, explicaremos ambos conceptos antes de entrar en materia. La seguridad pasiva comprende todos los sistemas que se ocupan de proteger a los ocupantes una vez que sucede un siniestro; la seguridad activa la compone todos aquellos que se encargan de prevenir dicho siniestro.

Existen multitud de sistemas y elementos de seguridad pasiva. Los hay más sencillos, más elaborados, pero son muchos. Son todos los sistemas o elementos del coche que nos protegen cuando se da una colisión, es decir, cuando los sistemas de seguridad activa no pueden hacer nada por evitar el accidente, y este se produce.

Hay que decir que, en el caso de que los sistemas de seguridad activa no hayan podido evitar el accidente, muy probablemente habrán contribuido a reducir mucho su gravedad.

Por tanto, podemos identificar los siguientes elementos de seguridad pasiva:

 

-El cinturón de seguridad, sin duda el más reconocible de todos los elementos de seguridad del coche y el invento que más vidas ha salvado desde su creación hace más de 60 años.

-El airbag. Este elemento de seguridad pasiva se combina con el cinturón de seguridad para una efectividad máxima. Por supuesto, existen muchos tipos de airbag, cada uno con una función específica.

-Los reposacabezas, elementos de seguridad muy imprtantes, sobre todo, cuando se da una colisión por alcance. Un reposacabezas bien colocado minimiza la posibilidad de sufrir el temido latigazo cervical.

-Los vidrios del coche (ventanillas, parabrisas, luna trasera…). Hoy, estos vidrios son laminados, lo que significa que, en caso de rotura, no son tan susceptibles de romperse en «mil pedazos» y cortar a los ocupantes del vehículo.

-El chasis y la carrocería del coche. El objetivo principal de estos dos elementos del vehículo es conseguir habitáculos indeformables, o lo menos deformables posible y chasis capaces de absorber los impactos, tanto frontales como laterales, gracias a su propia deformación y rotura. Cuando un material se somete a tensión mecánica (por ejemplo, por una colisión) pueden suceder dos cosas, simplificando: o bien aguanta y transmite dicha tensión a otro elemento (el cuerpo humano), o bien se rompe, disipando la energía de la colisión. Al romperse la carrocería, nos está protegiendo.

-Otros sistemas de seguridad pasiva son los sistemas de retención infantil, las estructuras deformables para proteger a los peatones en caso de atropello, o el corte de inyección tras un accidente, que minimiza el riesgo de incendio.

 

    Contacto

    Responsable: Automóviles y Motores Europeos S.A. –AUTESA– Finalidades: Atención y resolución de consultas y solicitudes, mantenimiento y gestión de la relación contractual/comercial, envío de comunicaciones comerciales personalizadas, envío de información relevante sobre vehículos/servicios y llevar a cabo encuestas de opinión y estudios de mercado con fines estadísticos sobre los productos y servicios de la Marca. Legitimación: Consentimiento del interesado para la finalidad descrita. Destinarios: Los datos no serán comunicados a terceros salvo, en su caso, al Grupo Volvo, entidades directamente relacionadas con AUTESA y Autoridades competentes en el ejercicio de sus funciones. Derechos: acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratamiento y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas. Información adicional: Disponible la información adicional y detallada en la Política de Privacidad.

    Enviando

    (*) Campos obligatorios

    Últimas noticias