Redes sociales

Noticias

El nuevo concept autónomo 360c de Volvo Cars

El nuevo concept autónomo 360c de Volvo Cars

Volvo Cars presenta su nuevo coche concepto Volvo 360c, una visión holística de un futuro de los desplazamientos autónomo, eléctrico, conectado y seguro. El 360c se basa en un vehículo eléctrico totalmente autónomo, sin conductor humano. El concepto capitaliza la libertad de diseño que da la ausencia de volante y de motor de combustión, y ofrece la posibilidad de reinventar la colocación tradicional de los ocupantes en filas de dos o tres.

Los desplazamientos totalmente autónomos con energía eléctrica ofrecen una serie de ventajas de seguridad y medioambientales avanzadas, como menos contaminación, menos atascos de tráfico y beneficios para la salud y el estilo de vida para los habitantes de las ciudades. También ofrece posibilidades de una mayor libertad a la hora de elegir residencia y menor presión en los precios de las viviendas, que serán más asequibles.

“El negocio va a cambiar en los próximos años y Volvo debería liderar ese cambio en nuestra industria”, dice Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars. “La conducción autónoma nos va a permitir dar un gran paso en seguridad, pero también va a abrir interesantes modelos de negocio nuevos y va a permitir que los usuarios pasen tiempo en el vehículo haciendo lo que deseen”.

El 360c es un primer paso deliberado hacia un debate amplio sobre el potencial de la tecnología de la conducción autónoma para cambiar radicalmente nuestra sociedad de muchas formas. Los diferentes entornos del concept reflejan el potencial de cambio en la estructura fundamental de la manera de vivir, transformando el tedioso e improductivo tiempo de los trayectos, en agradables y útiles minutos u horas en carretera.

“El 360c explora las posibilidades cuando quitamos al conductor humano y utilizamos esas nuevas libertades para diseñar y recuperar el tiempo: es una visión de cómo la tecnología de conducción autónoma va a transformar el mundo tal como lo conocemos. Las posibilidades son asombrosas”, dice Mårten Levenstam, vicepresidente primero de estrategia corporativa de Volvo Cars.

La conducción autónoma y la seguridad están estrechamente relacionadas, y esta tecnología tiene el potencial para conseguir la mejora más significativa en la seguridad vial desde que Volvo Cars inventó el cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje en 1959.

Sin embargo, la tecnología autónoma se introducirá gradualmente, no de la noche a la mañana. Por consiguiente, los vehículos totalmente autónomos empezarán a circular en una situación de tráfico mixto en la que los vehículos sin conductor humano van a compartir la vía pública con otros usuarios.