Redes sociales

Noticias

¿Cuánto contamina un coche eléctrico?

¿Cuánto contamina un coche eléctrico?
Lunes, 24 de mayo de 2021

“Somos lo que hacemos, no lo que decimos que hacemos”. Este es el punto de partida de Volvo Cars a la hora de hablar de transparencia y compromiso en la lucha contra el cambio climático. Por eso a la compañía sueca le interesa ser fiel a sus valores y transmitir cuánto contaminan sus vehículos eléctricos.

La electrificación de sus coches es uno de los ejes de la lucha de Volvo contra el cambio climático. Por eso, ante las dudas públicas sobre los vehículos eléctricos, Volvo Cars quiere ser completamente veraz y transparente: ¿Contaminan los coches eléctricos? ¿Y cuánto contaminan las baterías de esos coches eléctricos?

El futuro de la automoción pasa por el vehículo eléctrico. Esa es una idea de consenso, no solo en el mercado del motor, sino en muchos otros sectores. La búsqueda de soluciones más ecológicas y respetuosas con el medio ambiente es un compromiso adoptado por Volvo Cars y muchas otras compañías de toda índole.

Sin embargo, un estudio reciente del profesor Christoph Buchal de la Universidad de Colonia (Alemania) revela que los vehículos eléctricos pueden generar mayores emisiones de CO2 que los vehículos diésel. Esto se debe a la gran cantidad de energía utilizada para extraer y procesar litio, cobalto y manganeso, los materiales con los que se producen las baterías de los coches eléctricos.

En diciembre de 2020, Volvo Cars asume que “la dura realidad es que la producción de vehículos totalmente eléctricos (BEV) por sí sola no abordará el impacto de la industria del automóvil en nuestro clima. La producción de vehículos eléctricos de baterías es actualmente más intensiva en carbono que la producción de un vehículo con motor de combustión interna”. Sin embargo, todavía hay algo positivo para este asunto: la huella de carbono en la vida de un vehículo eléctrico sigue siendo menor a la de un vehículo de combustión, “independientemente de la fuente de electricidad”.

Aun así, para Volvo Cars es esencial reconocer este duro reto en la producción de vehículos más sostenibles. Algo que entienden como “una responsabilidad social y corporativa”. Aseguran también que, tras cualquier cambio de relevancia, siempre tendrá que haber un cambio de perspectiva o conocimiento. Por eso quieren que el público entienda las consecuencias de sus acciones y animarles a cambiar con la energía renovable.

Como muy bien señala el comunicado de Volvo Cars, el cambio está ocurriendo, pero sigue siendo un proceso largo y complejo. Cooperar para hacerle frente a los retos del futuro es la solución para la compañía sueca. Como nos tiene acostumbrados Volvo, el compromiso con su misión es tan profundo que ha compartido un informe completo en el que se compara la huella de carbono del XC40 Recharge y el XC40 de motor de combustión (Puedes leer el informe completo aquí).

 

    Contacto

    Responsable: Automóviles y Motores Europeos S.A. –AUTESA– Finalidades: Atención y resolución de consultas y solicitudes, mantenimiento y gestión de la relación contractual/comercial, envío de comunicaciones comerciales personalizadas, envío de información relevante sobre vehículos/servicios y llevar a cabo encuestas de opinión y estudios de mercado con fines estadísticos sobre los productos y servicios de la Marca. Legitimación: Consentimiento del interesado para la finalidad descrita. Destinarios: Los datos no serán comunicados a terceros salvo, en su caso, al Grupo Volvo, entidades directamente relacionadas con AUTESA y Autoridades competentes en el ejercicio de sus funciones. Derechos: acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratamiento y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas. Información adicional: Disponible la información adicional y detallada en la Política de Privacidad.

    Enviando

    (*) Campos obligatorios

    Últimas noticias