Redes sociales

Noticias

Coches eléctricos, híbridos y enchufables

Coches eléctricos, híbridos y enchufables

El coche con motor de combustión interna tiene los días contados, ya que la búsqueda de la eficiencia energética nos lleva a prescindir de la exclusividad de ese tipo de motor. Es hora de apostar por otras tecnologías, y entre ellas las más populares en el presente son los coches híbridos, los coches eléctricos, y los coches híbridos enchufables.

La razón de ser de estos nuevos motores y sistemas de propulsión es aumentar la eficiencia energética, recorrer más kilómetros con menos energía, contaminar menos, apostar por la sostenibilidad y mejorar la calidad de vida en las ciudades, entre otras.

El concepto de híbrido se trata de disponer de una simbiosis entre dos tipos de propulsor, que en su versión más común consta de uno de combustión interna y uno eléctrico. La razón de ser de la propulsión híbrida es aumentar la eficiencia energética consumiendo menos combustible para recorrer más kilómetros. Para ello se desarrollan soluciones cada vez más eficientes en los motores eléctricos, en los motores de combustión interna, y en el área de la gestión de la energía. Lo más típico es la combinación gasolina-eléctrico, pero también existen diésel-eléctrico, y en general puede ser cualquier combinación de sistemas de propulsión. El concepto del coche de pila de combustible es diferente, pues genera la electricidad que mueve el motor eléctrico a partir de una pila de combustible llena de hidrógeno a alta presión. Con todo, es una alternativa sostenible al motor de combustión puro.

En el caso de los coches eléctricos la solución está en mover uno o varios motores eléctricos a partir de la energía almacenada en las baterías. La autonomía de estos coches varía en función de la capacidad de dichas baterías, la potencia del vehículo y otros parámetros. En esencia, los coches con motor de pila de combustible son coches eléctricos solo que cambia cómo se almacena u obtiene la energía eléctrica.

Los coches híbridos enchufables sacan lo mejor de las dos partes. Por un lado disponemos de coches con motor de combustión interna y por otro tenemos los coches híbridos que mejoran la eficiencia, reducen el consumo y reducen la contaminación generada. Los coches híbridos enchufables se basan en los mismos conceptos que los coches híbridos, sin embargo cuentan con baterías de mayor capacidad que permiten mayores autonomías en modo eléctrico puro, y necesitan recargar estas baterías mediante un enchufe que se conecta a un punto de recarga. Dependiendo de la potencia del punto de recarga tardará más o menos en obtener la máxima carga.

En Volvo tenemos claro que el futuro de la automoción es eléctrico, pero a día de hoy la tecnología punta en cuestión de motorización siguen siendo los coches híbridos por un buen número de razones. Entre ellas que actualmente no existe una infraestructura de recarga suficiente para garantizar el uso de los coches eléctricos de manera generalizada.

Para el coche eléctrico las principales desventajas con las que se encuentra en la actualidad desde el punto de vista del comprador pueden ser que no se puede garantizar una autonomía suficiente para viajes de medio y largo recorrido, un elevado precio de compra en comparación con otras alternativas, y la necesidad de asumir gastos extra como la instalación de un punto de recarga doméstico, entre otras.

En un futuro cercano es probable que estas barreras se derriben con casi total seguridad y que el mercado del coche eléctrico vaya creciendo paulatinamente. Mientras tanto, el modelo híbrido de propulsión será el más eficiente y equilibrado entre el coste y sus prestaciones, consumo de combustible y emisiones contaminantes.

Según las palabras del CEO de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, la actual familia de motores de gasolina será la última que desarrollará la marca. Esto no quiere decir que se dejen de fabricar los motores de combustión interna, sino que no se van a desarrollar nuevas familias en el futuro porque el futuro de la compañía es eléctrico. Será posible optimizar los consumos de la parte de combustión a la par que se desarrollan los motores eléctricos más potentes y versátiles que vengan para quedarse con nosotros.